¿Cómo llegamos a la transmisión automática? -
la transmisión automática

¿Cómo llegamos a la transmisión automática?

La transmisión automática, sin duda, marcó la modernidad en el mundo automotriz, facilitando el trabajo que representa el hecho de conducir y tener la coordinación de hacer el cambio. Pero, ¿Cómo llegamos a esto? checa este blog de Caruzen Motors donde te contaremos la historia de uno de los avances más importantes en los coches.

Siempre escuchamos los autos transmisiones manuales, que conocemos como la palanca de cambios. Para manejarlos, era indispensable saber en qué momento hacer el cambio de forma adecuada sin que el auto se revolucionara y perdiera combustible innecesariamente o que por el contrario, en mitad de la carretera se te apagara porque no soltaste la palanca despacio. ¡A todos nos ha pasado!

A medida que los automóviles se volvían más y más populares, los ingenieros comenzaron a pensar más creativamente en cómo tener coches que cambiarán automáticamente de una marcha a otra. Los ingenieros pasan años, incluso décadas, tratando de perfeccionar la idea de lo que hoy llamamos la transmisión automática.

Leer más: 8 consejos para cuidar la transmisión automática de tu carro

Historia de la transmisión automática

La historia de la transmisión automática está cimentada en diversos estudios de grandes personajes como Fred Lanchester. En 1889, sus teorías de aerodinámica han sido clave en la evolución en el mundo automotriz. La investigación de engranajes lo llevó a desarrollarlos y probarlos en su propio auto en 1902. En este proyecto logró que su transmisión continuara en movimiento durante el cambio de piñón. Fueron los primeros pasos de una revolución histórica.

En 1921, la transmisión automática fue inventada por Alfred Horner, un ingeniero de vapor canadiense. Diseñó la transmisión para usar aire comprimido en lugar de fluido hidráulico, pero carecía de la potencia necesaria, por lo que comercialmente fracasó. Más tarde, en la década de 1930, General Motors desarrolló la primera transmisión automática que utilizaba un sistema hidráulico, que se comercializó en 1940.

Para dicho año se estaba viviendo en los Estados Unidos la gran depresión, por lo cual las automotrices se encontraban buscando que sus ventas se incrementaran, por lo que la idea que apareciera sería bien recibida.

Primer carro con la transmisión automática

El primer auto que utilizó la transmisión automática fue el Oldsmobile de 1948. El ingeniero de General Motors, Earl Thompson, desarrolló y publicitó el Hyrda-Matic como, “El mayor avance desde el auto-arranque”. Hasta 1955. Este pasó por constantes mejoras utilizando el diseño original y luego fue reemplazado por el “Jetaway” en el año 1956. El Jetaway, también conocido como el “Jet”, no tuvo éxito y pronto fue reemplazado en 1969 por el más exitoso Turbo Hydra-Matic.

Leer más: 3 SUV que llegan a Estados Unidos en el segundo semestre de este año

Este logro fue una muestra en cuanto a la capacidad y el desarrollo de tipo tecnológico de GM ante su competencia. Este invento tuvo el respaldo de los Estados Unidos, durante una época en que se vivía la Segunda Guerra Mundial, debido a que las cajas con los cambios manuales se encargaron de acercar a muchas personas a la conducción.

Por medio de una promesa, sí una promesa del presidente Hoover para su sociedad que aseguraba que se tendría “un coche en cada cochera y un pollo en cada plato”. popularizó los autos con transmisión automática.

En el inventario de Caruzen Motors, todos nuestros autos se caracterizan por ser seguros y tener transmisión automática para que tu experiencia en la conducción sea única. El Toyota Corolla 2020 ha sido por décadas el auto más vendido en el segmento de sedán siendo uno de los referentes de la marca por la durabilidad y calidad que mostró desde su primera generación y que se mantiene hasta hoy.

Leer más: El Toyota Corolla es el auto compacto más vendido en el mundo

el Toyota Corolla 2020 viene con un motor de 1.8 litros y cuatro cilindros que produce 139 caballos de fuerza a 6100 revoluciones por minuto y 126 libras pie de torque,  que se combina con una transmisión automática continuamente variable (CVT) que impulsa las ruedas delanteras. Su consumo de combustible en la ciudad es de 30 millas por galón, en carretera es de 38 mpg, y combinado es de 33 mpg. 

En su interior tiene control de clima automático con filtro de polvo y polen, cámara trasera, asientos delanteros ajustables en 6 posiciones y asientos traseros plegables. Por otra parte, cuenta con un volante telescópico inclinable con comandos y controles incluidos, y un tablero con velocímetro, tacómetro, y una pequeña pantalla con información general del funcionamiento del carro. 

Este auto puede ser tuyo en Caruzen Motors. Ven y sal manejando en una hora.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más reciente

¡Suscríbete a nuestro Blog y no te pierdas ninguna noticia!