Tipos de tracción: ¿Cuáles son sus diferencias? -
Tipos de tracción

Tipos de tracción: ¿Cuáles son sus diferencias?

Cuando compramos carro una de las dudas que nos surge es qué tipo de tracción es la adecuada, y cuál funciona mejor según nuestras necesidades. Al no tener pleno conocimiento, tomamos el tema a la ligera, sin saber que esto influye en la seguridad y rendimiento de los automóviles. Por eso, en este blog hablaremos de los tipos de tracción, y sus diferencias, para que tengas en cuenta esta característica a la hora de adquirir un vehículo.

¿Qué es la tracción en los carros?

La tracción de los vehículos es el mecanismo y sistema  que indica a cuáles ruedas   se transmite la potencia del motor, para que el mismo se mueva. Esta potencia o fuerza puede ser transmitida a las ruedas delanteras, a las ruedas traseras, o a todas al mismo tiempo. 

¿Cuáles son los tipos de tracción?

En el mercado existen cuatro tipos de tracción: FWD (Front Wheel Drive o tracción delantera), RWD (Rear Wheel Drive, propulsión, o tracción trasera), AWD ( All Wheel Drive o tracción total), y 4WD o 4×4. 

¿En qué consiste cada tipo de tracción?

FWD

Como su nombre lo indica, en este tipo de tracción el motor transmite la fuerza únicamente a las ruedas delanteras. Este es el tipo de tracción más cotidiana, debido a que es la más económica en fabricación, sin embargo, al mismo tiempo es eficiente y fiable. Por otra parte, al encontrarse cerca del motor, es más fácil de montar y ahorra más energía.

Otra de sus ventajas es que da mayor control a la conducción, y además, los vehículos con este tipo de tracción pueden ver beneficiada la amplitud de las plazas traseras, ya que el sistema se incorpora en la parte de adelante. 

Por otro lado, hablando de las desventajas, este tipo de tracción hace que los neumáticos delanteros se desgasten más rápido, y disminuya su vida útil. También, la tracción FWD es más susceptible al subviraje en las curvas estrechas o muy  cerradas, es decir, que las llantas tienen menor ángulo de giro, y la parte delantera del vehículo tiende a salirse al exterior de la curva. Entre otras cosas, no tiene tanto equilibrio de pesos como los otros tipos de tracción, y los autos que la incluyen suelen ser menos deportivos.

RWD

La tracción RWD es aquella en donde el eje trasero recibe el movimiento desde el motor, otorgando una conducción más ágil y dinámica. Las marcas suelen incluir este tipo de tracción en los autos deportivos, ya que permite alcanzar velocidades más altas y concede mejor adherencia al suelo.

La tracción RWD también suele ser utilizada en trocas y en automóviles de alto rendimiento, ya que otorga mayor equilibrio al apoyarse sobre su propio peso, y al impulsarse desde la parte de atrás del coche. 

Entre las ventajas de esta tracción, se encuentra la repartición equitativa del peso en todo el vehículo, lo que genera que el desgaste no recaiga únicamente en un  par de ruedas, sino que este, sea más homogéneo. De la misma forma, esta tracción genera más potencia.

Refiriéndonos a las desventajas, su mantenimiento suele ser más costoso, produce mayor consumo de combustible, suele ser más pesada, y el sobreviraje, el cual genera deslizamiento del eje trasero en las curvas. 

AWD

La tracción AWD es aquella en la que todas las ruedas reciben fuerza del motor, lo que no quiere decir que sea 4×4, simplemente otorga mejor adherencia a las superficies automáticamente con ayuda de algunos sensores. Este tipo de tracción ofrece mejor estabilidad y rendimiento en pistas mojadas, además, el vehículo se adapta fácilmente a las condiciones de conducción a las que esté expuesto. 

Pese a ser una tracción avanzada, consta de algunos contra. Por ejemplo, al transmitir potencia a ambos ejes, su sistema requiere mayor tecnología , por lo que su producción suele ser más costosa. También, al tener más piezas agregadas, y ser más pesados, consume mayor cantidad de combustible. 

4WD

Entre los tipos de tracción también se encuentra la 4WD, la cual al igual que la AWD entrega fuerza a las cuatro ruedas, pero la diferencia es que no es automática, sino que el conductor puede decidir en qué momento utilizarla. 

El usuario debe tener conocimiento de cómo usar adecuadamente el sistema, pues de lo contrario podría traer fallas importantes en el mecanismo. Se recomienda que la tracción 4WD debe ser utilizada a bajas velocidades y en terrenos agrestes.  

Algunas desventajas que presenta este sistema es que el frenado es menos eficiente, el vehículo es más pesado, y las curvas se deben tomar con mayor precaución. Los carros con esta tracción no se recomiendan a menos que se busque una conducción profesional, o se use mayormente offroad. 

Ahora que ya sabes cuáles son los tipos de tracción y cuáles son sus características, no debes pasar por alto ese detalle, cuando compres un auto

Caruzen Motors, sin límites.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más reciente

¡Suscríbete a nuestro Blog y no te pierdas ninguna noticia!

Abrir chat
¡Tienes un mensaje!
¡¡Hola, aprovecha para llevarte un bono de $3.000 en financiación!!